AT Visions: Crepúsculo de los Dioses (1): Antecedentes

viernes, 12 de octubre de 2007

Crepúsculo de los Dioses (1): Antecedentes

Como muy bien sabréis, actualmente en el universo Marvel AT estamos en pleno evento, salido directamente de las páginas de Thor: El Crepúsculo de los Dioses.
Para los que no estén muy al tanto de los acontecimientos hasta el momento, os haré un pequeño repaso de los hechos que llevaron a la actual saga.
Tras la muerte de Odín, en combate con el demonio Surtur y su funeral. Su primogénitor, Thor, se convierte en el nuevo señor de Asgard, el reino de los dioses nórdicos. Poco después recibe una comitiva desde Avalón, hogar de los dioses célticos. Se trata de Dagda, patriarca de este panteón, acompañado de una de sus hijas y su hermano Leir, el dios de la lanza y el rayo.
Dagda le cuenta que hace eras, y previniendo un gran peligro que los amenazaría a todos, Odín y el mismo, sellaron un pacto. Tras la cercanía de la amenaza y tras la muerte de cualquiera de los dos, las dos casas de dioses debían unirse como una sola, para desencadenar una alianza entre todos los panteones de dioses terrestres, la única esperanza que tienen de prevalecer sobre el mal que se avecina. Para demostrárselo, Dagda le da un collar con una piedra, con la sagrada runa de Odín grabada en su superficie. El dios del trueno se la pone, y atisbo una fracción del futuro que les esperaba si no se unían. Asgard seria arrasada y todos los dioses fallecerían sin remedio, y Midgard seria transformada, cambiada, hasta convertirse en una aberración, habitada por seres y engendros salidos de las pesadillas de algún demente. Thor acepta aliarse con los dioses celtas, pero Dagda le dice que solo hay un modo para ello, tiene que desposarse con Brighid, una de sus hijas, para consumar la alianza entre las dos casas divinas. Si no acepta, no solo el futuro que ha discernido se cumplirá, si no que debido a la ofensa, los dioses celtas entrarían en guerra con Asgard. Tras meditarlo, el dios del trueno acepta y se desposa con Brighid.
Mientras tanto, en su oscura morada, Loki, el dios del engaño, realiza una serie de actos innombrables para convocar a un mensajero del caos, siervo de los antiguos poderes. El mensajero le indica que debe de ir al abismo de Mordek, un lugar de una maldad tal que hasta los demonios más viles trataban de evitar. Loki desciende por el abismo, hasta encontrar a un guía que lo lleva por la senda oscura, hasta cruzar una puerta de basalto negro que lo llevó a sumergirse en unas negras y muertas aguas, renaciendo con un nuevo aspecto más demoníaco, acorde con su retorcida alma, y un poder y una sabiduría que le indicaban cual seria su camino, como aliado de los antiguos poderes.
Loki comenzó a trazar oscuros planes para llevar acabo la campaña que acabaría con él y sus aliados triunfantes.
Convocó a Eisa y Einmyria, diosas de las brasas y de las cenizas, hijas de su primer matrimonio con la diosa Glut y las envió a una misión, arrasar una pequeña aldea en el interior del reino de Asgard, asesinar a todos sus habitantes menos a dos jóvenes hermanos llamados Magni y Modi, hijos de una mujer llamada Iarnaxa. (Resumen de hechos de Thor 1 al 5)
Loki por su cuenta, y con la apariencia de un mortal llamado John Crowley, empieza a suministrar armas y a aumentar poderes de villanos varios, para crear un cierto caos en la Tierra. Así ayuda al villano llamado Gárgola Gris contra Namor e Iron Man (Namor 2), suministra armas “especiales” a diversos criminales normales, lo cual lleva a Spider-Man y Luke Cage tras su pista, aunque no descubren su verdadera identidad (Spiderman 6 al 8).
En unos de sus viajes, los Tres Guerreros se encuentran con un viajero, un misterioso anciano al que en un principio creen un renacido Odín con alguno de sus incontables disfraces. Cuando descansan, tras una abundante cena, son atacados por una criatura, que el viajero da muerte y él insiste en que deben de ir pronto a Asgard.
Thor y Dagda asisten a un consejo de dioses, dispuestos a exponer la gran amenaza que predijo Odín, sus congéneres le piden pruebas concretas, y Thor, junto al monarca de Atlantis, Namor, se adentra en las profundidades marinas de Midgard, para buscar una ciudad sumergida que vio cuando se puso la piedra con la runa de Odín.
A Namor le suena la descripción de unas antiguas leyendas atlantes que hablan de una raza de seres acuáticos que residen en las más profundas simas abismales de la región llamada Akonatra. Descienden por ella, hasta dar con una antiquísima e irreal ciudad, habitada por seres anfibios. Combatiendo con las criaturas, encuentran un mágico y misterioso objeto que a quien lo mira le hace ver visiones sobre seres y paisajes oníricos y malévolos, llevándoselo como prueba, Thor destruye la ciudad antes de marcharse con Namor. (Thor 6)
Debido a las manipulaciones de Loki, las tribus de trolls de Asgard se unen para atacar la capital de Asgard, a la cual se opone Ulik el troll. La diosa Sif y una partida de asgardianos encuentran una ciudad arrasada y en la distancia observan un inmenso y numeroso ejército troll que se dispone a caer sobre Asgard. Se encuentran con Ulik, que dice querer ayudarlos, pese a las desconfianzas iniciales, le creen y les conduce por un camino seguro hasta la capital. Allí, llegan también los Tres Guerreros, acompañados del anciano viajero, que se descubre como Buri, el bisabuelo de Thor y primero de todos los asgardianos, y al que el dios del trueno conoció como Tiwaz. Tiwaz les habla de que cuando el mundo era joven, en la era que llamaban era hiborea, él y los primeros dioses de los hombres decidieron expulsar a los primeros habitantes de la tierra, que no eran los humanos. Unos seres innombrables, horrores que parecían sacados de la peor de las pesadillas gobernaban. Su influencia fue poco a poco debilitándose con la llegada de los hombres, hasta que en una gran batalla, los expulsaron a otros planos.
Tiwaz le pide a Thor que vaya en busca de un antiguo dios, olvidado hace eras, que les seria de gran ayuda en la guerra venidera. Se trata del dios de la montaña sombría y señor del pueblo al que llamaban cimmerios: Crom.
Ulik les explica que Geirrodur ha sido manipulado por Loki, y Tiwaz apunta a que se ha aliado con el antiguo enemigo. Teniendo que decidir si quedarse a liderar a sus hombres contra el ejército de trolls que marchaba hacía ellos o ir en post del dios cimmerio, decide marchar a buscar a Crom, ya que aunque difícil, creen que es lo mejor para la guerra que se acerca con paso firme.
En el palacio de Loki, los hermanos Magni y Modi, despiertan, solo para saber que su madre ha fallecido así como todos sus amigos, y Loki traza engaños y mentiras para hacerles creer que el culpable es Thor. (Thor 7)
Loki además, observa como el olímpico Hércules no se separa de una mortal que agoniza en un hospital de Midgard, y se le aparece, ofreciéndole curar a su amada Taylor si le promete aliarse con él en la guerra que esta cercana, habiendo rechazado Zeus y Thor ayudarle(Vengadores 7)Hércules llega a dudar, pero gracias a la intervención de Jane Foster, la ex-novia de Thor, Hércules recobra la cordura y se enfrenta al dios del engaño. Loki se marcha, no sin antes jurar venganza ante Jane Foster. (Vengadores 9)
Dejando a su esposa, Brighid, al mando de la defensa de la ciudad de Asgard, Thor llega a la dimensión donde habita Crom. Allí, desposeído de sus poderes divinos, debe enfrentarse a incontables guerreros cimmerios, cuyos espíritus custodian el reino del dios. Los cimmerios le bloqueaban el paso al camino que le llevaría a la montaña sombría, donde reside Crom. Thor combate como nunca antes, dejándose llevar por su ira y luchando como berserker hasta terminar con el último de ellos.
En Asgard, el ejército troll sitia la ciudad e inicia el ataque, y los defensores asgardianos resisten los embates de los trolls y de criaturas monstruosas invocadas por el rey Geirrodur.
Loki viaja a un plano muerto e extinguido, sin ningún rastro de vida en él. Allí, en una antigua tumba, despierta a un guerrero demoníaco llamado Wrarrl el Devorador de Almas y le ofrece liderar a sus ejércitos. El demonio, sintiendo que Loki tiene el respaldo de los antiguos poderes, acepta el ofrecimiento.
Thor llega finalmente a la cima de la montaña sombría, y allí se encuentra con un bárbaro cimmerio que se interpone entre él y la entrada a la morada de Crom. Para poder entrar, debe de derrotarle en combate. Los dos guerreros combaten con dureza y tenacidad, hasta llegar a un empate. El cimmerio estalla en carcajadas y le indica que es digno de poder ver a Crom. Thor le pide su nombre y se lo dice, se trata de Conan de Cimmeria. Thor llega ante Crom, que permanece impasible en su trono. El señor de Asgard le habla de que el antiguo enemigo que derrotaron en el pasado, ha regresado y consigue convencer al dios para que se una a él para combatirlo. (Thor 8)
Asgard resiste a duras penas el ataque de los trolls, a pesar de contar con la ayuda del alienígena Billy Rayos Beta, que se une a sus aliados en la defensa de la ciudad. Cuando los trolls abren brecha en las murallas y todo se complica, suena un trueno en la lejanía y aparece Thor, al frente de un ejército de cimmerios y acompañado de Crom. Thor ataca y el curso de la batalla comienza a cambiar cuando los asgardianos atacan por la retaguardia, comandados por Brighid.
En la batalla, Geirrodur se cruza con la diosa celta y la deja herida, solo la oportuna intervención de Thor impide el fatal desenlace. Thor y el rey de los trolls se enzarzan en una lucha sin cuartel, quedando Thor convencido de que el troll tiene su poder aumentado gracias a su hermanastro. Finalmente, Geirrodur cae ante el martillo de Thor y el señor de Asgard nombra a Ulik nuevo señor de los trolls. Los atemorizados trolls no se atreven a desafiar a Ulik y este decide retirar a las hordas de trolls, de regresó a su reino. Brighid tuvo una visión, como otras que había tenido recientemente, Thor y su esposa se abrazan mientras observan la retirada de los trolls.
El concilio de dioses se vuelve a reunir, con la presencia de Tiwaz y Crom ante ellos. Thor reclama una alianza contra el antiguo enemigo, observando que algunos panteones no habían acudido a la llamada y sospechando que se habían unido a Loki y al enemigo. Discuten, y finalmente, todos deciden hacer causa común.
En el palacio real de Asgard, en las habitaciones de Thor y su esposa, averiguamos que Brighid fue sustituida durante el transcurso de la batalla, por una espía enviada por Loki, y la esposa de Thor queda prisionera en algún oscuro y húmedo calabozo de las mazmorras de la fortaleza de Loki.
En la Tierra, los servidores del antiguo enemigo liberan al ser conocido como Berserker para que lidere uno de sus ejércitos que harán caer sobre el mundo de los mortales. (Vengadores 10-11)
El dios del engaño crea un nuevo Zaniac para vengarse de la mortal Jane Foster y lo envia a matarla, solo la intervención del vengador llamado la Visión lo evita. (La Visión 11)
Loki, ante las dudas de Magni y Modi, sobre la muerte de su madre a manos de Thor, les lleva hasta el tenebroso reino de Hell, el reino de la muerte y donde moran los que ya han fallecido. Allí, ven a su madre que les cuenta entre lágrimas que fue Thor y no ningún otro quien acabo con su vida. Los dos hermanos juran acabar con el dios del trueno aunque sean lo último que hagan. Loki le da a Magni una maza mística que perteneció a Thunderstrike y al espíritu de Modi lo introduce en la poderosa armadura del Destructor. Cuando se han marchado, Hela habla con Loki y le pide que le explique su historia. Loki revela que ambos hermanos son fruto de una relación de juventud de Thor, y que el dios del trueno jamás supo de su existencia. ¿Y que mejor manera de vengarse de su hermanastro que haciendo que sus propios hijos acabasen con él?
Loki lleva a los dos hermanos ante el mayor ejército jamás visto desde todas las eras. Un ejército reunido para la guerra con los dioses.
Loki anuncia que comienza la guerra y que el crepúsculo y ocaso de los dioses es inevitable. (Thor 9)
En próximas entregas, os iré poniendo los diferentes frentes que se han abierto en el Crepúsculo de los Dioses.