domingo, 3 de febrero de 2013

Y en febrero llega... ¡Adam Strange!


La actualización de este mes (en breve en todas sus pantallas) incluye un número especial protagonizado por Adam Strange, que además considero muy especial por dos motivos diferentes. En primer lugar, porque supone mi regreso a Action Tales después de tres largos años de ausencia, justo a tiempo para celebrar el décimo aniversario de la página. Y en segundo, porque me permite cerrar definitivamente la última historia que escribí para Action Tales: la saga ¡El Ataque de los Hombres Halcón! que ocupó los números 13 a 18 de la serie de Green Lantern. Una saga que si bien concluía el hilo argumental principal en su último capítulo, dejaba en el aire una cuestión ciertamente importante: el destino de Adam Strange y el planeta Rann.

Pero hablemos un poco sobre el bueno de Adam...

Adam Strange es un personaje con claras reminiscencias pulp que aúna elementos de otros héroes clásicos como John Carter de Marte, Flash Gordon o Buck Rogers. Un arqueólogo que por obra y gracia del Rayo Zeta, un sistema de teletransporte interestelar, es capaz de viajar hasta el planeta Rann para protegerlo de todo tipo de amenazas extraterrestres con la ayuda de la tecnología desarrollada por Sardath, el científico más brillante de este planeta y padre además de la que posteriormente se convertiría en su esposa, Alanna.

A pesar de ser uno de los primeros héroes que surgió en los inicios de la que después sería conocida como Edad de Plata (su primera aparición tuvo lugar en Showcase #17 de 1958, mientras que la de Hal Jordan, por ejemplo, no llegó hasta unos meses más tarde en Showcase #22), y contar con serie propia (Mystery in Space) hasta mediados de los sesenta, lo cierto es que el paso de los años terminó relegando a Adam Strange a un segundo plano, muy lejos de la posición que ocuparían otros de sus coetáneos. Un papel de “artista invitado” en otras series DC que con el tiempo evolucionó hacia el de “secundario de lujo” gracias a su participación en cómics considerados de culto como el Swamp Thing de Alan Moore o el Starman de James Robinson, además de en otros directamente superventas como la JLA de Grant Morrison (aunque curiosamente su aparición tuvo lugar en dos números no escritos por Morrison, sino por Mark Waid), The Rann-Thanagar War previa a Infinite Crisis o la maxiserie 52.

Bueno... ¿y aquí, en Action Tales?

Pues bien, para empezar habría que recordar que la Línea DC-AT (nuestra Tierra 53 particular) surge como una rama divergente de la continuidad establecida en los cómics en algún momento del año 2003, de forma que la última aparición "comiquera" de Adam que consideramos también nuestra sería la que tuvo lugar durante la miniserie de Green Lantern: Circle of Fire (escrita por el después famoso Brian K. Vaughan), y sus números especiales asociados, que contaría con un epílogo en dos partes que fue narrado en Impulse #68-69.

A partir de ese punto, las apariciones de Adam Strange en Action Tales se han limitado a la saga de Green Lantern ya mencionada al principio: “¡El Ataque de los Hombre Halcón!”. Una historia en la que las fuerzas invasoras de Thanagar se hacen con el control de Oa, y con la ayuda de la fuente casi inagotable de energía que les proporciona la Batería Central creada por los Guardianes del Universo, emprenden una campaña expansionista que amenaza a todas las civilizaciones de la galaxia. Y precisamente Rann, en posesión del Rayo Zeta codiciado por Thanagar durante años, se convertirá en su primer objetivo. En cuestión de minutos, el ataque thanagariano arrasa buena parte de las ciudades-estado de este planeta, obligando finalmente a Sardath a emplear su último recurso: el Rayo Omega, un Rayo Zeta mejorado (e ideado por Andy Diggle para su maxiserie de Adam Strange de 2004, y que por lo tanto no entra en nuestra continuidad) que permitiría evacuar a Rann con todos sus habitantes del sistema Alfa Centauri, trasladándolo a otro punto de la galaxia hasta que resultara seguro volver a su posición original. O al menos ése era el plan.

            ¿Logró Sardath cumplir con su propósito? ¿Y qué ocurrió a continuación? Bien, pues parece que ha llegado el momento de averiguarlo.

            ¡No dejes de leer este mes Adam Strange Especial nº1!