AT Visions: Conversaciones desde el Continuum Q

miércoles, 2 de abril de 2008

Conversaciones desde el Continuum Q

En lugar más de la imaginación, donde las leyes de nuestra realidad no se aplican, un lugar al que los mortales denominaban Continuum Q.
El ser conocido como “Q” se encontraba observando los acontecimientos que se están desarrollando en el plano mortal.
Q sintió como a su lado aparecía su vástago, al que se refería como Q Junior.

- Estos borg son duros de pelar. Tía Katty y sus amigos lo van a tener muy complicado para salir indemnes.- Observó Junior.- La Federación y los borg se han batido numerosas veces, quien sabe si esta será la última.

- La relación entre ambos bandos viene de mucho tiempo atrás.- Comentó Q haciendo aparecer la imagen de una nave.

- ¿Qué nave es esa?- Preguntó Junior.

- Se trata de la Uss Raven. Una nave científica tripulada por los Hansen. Un matrimonio de científicos que había escuchado historias referentes a una poderosa raza de seres cibernéticos de diversos pueblos diferentes, como los el-laurianos. Como es habitual en los “humanos” la curiosidad les llevó a querer saber más y se acercaron a los borg para estudiarlos. Fue el primer encuentro entre la raza humana y los implacables borg. Asimilaron a la pareja, así como a su hija pequeña, llamada Annika. Tú la conociste tiempo después como Seven of Nine.
- Seven, ¡Que mujer!- Apuntó Junior con una sonrisa lasciva.

- Hmmm Yo me quedo con Kathy, pero sobre gustos… El primer encuentro con la Flota Estelar fue gracias a mi intervención, aunque es de suponer que se habían encontrado de todas formas. El Capitán Picard de la Uss Enterprise me desafío, diciéndome que no necesitaban de mi ayuda en el espacio exterior. Le demostré su equivocación llevando a la Enterprise a enfrentarse cara a cara con un cubo borg. Sólo mi intervención evitó que acabasen en esa ocasión con ellos.

- Tu siempre tan solidario.- Observó irónicamente Junior.

- Ya me conoces, siempre altruista y velando por los demás…

- Aunque creo que caes en un error, ese no era realmente el primer encuentro con la Flota Estelar.- Comentó Junior.- Los borg retrocedieron en el tiempo, hasta el siglo 21, para impedir el primer contacto y que la Federación nunca llegase a crearse. Asimilando el pasado para destruir el futuro de su enemigo. Picard y su tripulación los siguieron y los detuvieron antes de que alterasen la línea temporal.
Casi cien años después, un grupo de científicos de la Tierra descubrieron en uno de los polos a un grupo de borg congelados, supervivientes de la batalla con los hombres de Picard. Tras reactivarse, los borg robaron una nave y pese a los esfuerzos del capitán Archer y la primera Enterprise consiguieron huir a espacio borg.
Q suspiró.

- Los viajes y paradojas temporales me dan dolor de cabeza.- Dijo Q.- Bueno, sea como sea, el siguiente encuentro con los borg, tras mi “intervención” fue cuando el colectivo capturó al capitán Picard convirtiéndolo en Locutus de Borg y liderando el ataque contra la Federación.

- ¿Locutus?- Preguntó Junior.

- Los borg nunca se han distinguido por tener buen gusto en poner nombre a las cosas, hijo mío.- Dijo Q poniendo cara de póker.- Su fiel tripulación lo liberó del colectivo, no antes de que acabasen con la mitad de la Flota Estelar en la batalla de Wolf 359.

- Y allí es donde Benjamin Sisko perdió a su mujer.- Interrumpió Junior.

- Sisko. Hacía tiempo que no recordaba ese nombre. ¿Sabes que una vez me pegó un puñetazo?- Dijo Q tocándose la mejilla pensativo.- En efecto, en la batalla, la nave donde servia Sisko fue destruida y su mujer y muchos de sus amigos y compañeros perecieron.

- Pero el ser detenida la invasión no les detuvo.- Dijo Junior.- Los borg y la Federación se volvieron a reencontrar.

- La siguiente vez fue un tanto diferente. Encontraron a un borg alejado del colectivo al que llamaron Hugh. Picard consiguió que “Hugh” se convirtiese en un individuo y lo devolvió con sus congeneres con la esperanza de contagiar esa individualidad a los borg.

- No tuvo mucho éxito el plan de Picard ¿verdad? - Inquirió Junior.

- No lo llamaría éxito, desde luego. Es cierto que un pequeño grupo de borg se volvieron individuos, pero se unieron a Lore, el hermano androide de Data y casi acaban con la Enterprise.

- Tras esto, fue Tía Kathy quien se las vio con ellos.

Q asintió.

- Los borg libraban una cruenta guerra con la especie 8472, una raza procedente de otra dimensión. Los borg estaban perdiendo la guerra y sus bajas eran innumerables. Hasta que apareció en escena la capitán Janeway y la Voyager. Kathy estaba en un dilema, en su camino a casa, tenían que traspasar territorio borg y además estaba la peligrosa especie 8472, que quizás no se conformarían con los borg y destruirían todo a su paso. Por lo que opto por aliarse con los borg para derrotarlos.

- Una decisión arriesgada.- Observó Junior.

- Desde luego. El Doctor de la Voyager encontró un arma biológica contra la especie 8472, al modificar nanosondas borg, por lo que si querían ganar su guerra, los borg no tenían más remedio que aliarse con la Voyager. Para negociar con ellos, se designo a Seven of Nine. Cuando la especie 8472 se retiró, los borg no cumplieron su parte del trato e intentaron hacerse con la Voyager. Janeway liberó a Seven del colectivo y huyó de los borg. Esa es mi chica, la capitán Kathryn Janeway.
- Se ganó un enemigo ese día.- Dijo Junior.- Un enemigo con el que a nadie le gustaría lidiar.

- Por supuesto. Los borg se entrometieron de nuevo con la Voyager cuando la Reina Borg capturó a Seven of Nine y sus compañeros tuvieron que realizar una peligrosa misión de rescate en territorio borg. Eso no detuvo a Kathy, con tal de rescatar a su tripulante seria capaz de cualquier cosa.

- Ah, la Reina Borg. No es nada agradable ¿verdad?- Dijo Junior torciendo el gesto.

- Para nada, no es una mujer a la que te gustaría llevar a cenar…- Inquirió Q.- Había una mutación genética recesiva en los borg que les daba la capacidad de crear un mundo virtual y de vivir en él, libres de la mente colmena del colectivo, como individuos independientes, mientras se encontraban en su ciclo de regeneración A la creación virtual la llamaban la “Unimatrix Cero”.- Comentó Q.- En esa realidad virtual, recuperaban su identidad y podían interaccionar entre si. La mutación no era habitual y solo un borg de cada millón tenía posibilidad de tenerla.

- La Reina Borg fue consciente de lo que estaba ocurriendo e intento localizarlos como fuese para eliminarlos, ya que amenazaban la integridad del colectivo. Algunos integrantes de la Unimatrix Cero contactaron con la Voyager a través de Seven, que había pertenecido a la Unimatrix en su época de borg. Les pidieron ayuda para liberarse de una vez y por todas del colectivo antes de que los localizasen y los exterminasen.
- Buff, Eso seguro que el dolió, un duro golpe para la frío y calculadora Reina Borg.- Dijo Junior.
- Antes de volver a enfrentarse con la Reina, tuvieron una experiencia un poco menos desagradable con los borg. En su viaje, se cruzaron con un cubo borg averiado y cuya tripulación había perecido por completo, excepto unos tiernos e inocentes niños borg que salieron de la cámara de maduración antes de tiempo. Los niños se quedaron en la Voyager como refugiados. A uno de ellos lo conociste muy bien.
- ¡Icheb!- Exclamó Junior entusiasmado.- Mi buen amigo Icheb, tendré que hacerle una visita un día de estos.
Q Carraspeó.
- No te interrumpo más, sigue con lo que estabas contando, Q.- Dijo Junior.
- El último encuentro entre los borg y la Voyager fue cuando localizaron en el interior de una nebulosa la red transfactorial borg. Una serie de pasadizos transfactoriales que permitían a las naves borg ir a cualquier lugar de la galaxia. Ayudados por una Janeway de un futuro alternativo, Kathy y su tripulación consiguió volver a casa y aparentemente acabar con los borg. Por desgracia para ella no fue así, tal y como esta comprobando.
- Seria realmente aburrido si toda la galaxia fuesen borg. Nadie sabría decir nada más que “la resistencia es fútil” por cada rincón del espacio ¡intolerable!- Exclamó Junior. ¿Dónde encontraríamos diversión entonces?
- Si. Los borg no son precisamente unos seres muy divertidos, no.- Dijo Q encogiéndose de hombros.
- ¿No podríamos resolverlo todo? Ya sabes, un chasquido de dedos y guerra resuelta.- Dijo Junior entusiasmado.- Seguro que Tía Kathy nos lo agradecería.
Q negó con la cabeza.
- Hace no tanto tiempo no me lo hubiese pensado antes de actuar. Sin embargo, el Continuum Q se ha vuelto muy estricto en lo referente a nuestra intervención. Y créeme, el precio a pagar por ayudarlos seria muy caro. - Dijo Q pensando en cuando lo castigaron privandolo de sus poderes.

Junior resopló malhumorado.

- Al menos podemos observar como transcurren los acontecimientos como espectadores de lujo. ¿Crees que lo conseguirán?
- Quien lo sabe, hijo mío, quien sabe. Aunque algo me dice que no estarán solos ante el peligro.- Dijo Q guiñándole un ojo.

- ¿Donde nos quedamos? ¡Ah, si! La batalla por Evora.- Dijo Junior chasqueando los dedos.

Sigue las Guerras Borg en el Star Trek Voyager#21

3 comentarios :

Jerónimo Thompson dijo...

Un buen resumen de todas las apariciones que han tenido los borg en las diferentes series ST, Doc.

Ameno de leer, y muy útil para abordar la lectura de Las Guerras Borg.

Doc Banner dijo...

La idea inicial era un articulo, pero pensé que seria más "digerible" asi. Me alegra que te haya gustado. Si hay suerte, a final de mes tendreis el capitulo 2 de las Guerras Borg. Ahora mismo tengo más o menos escrito la mitad.
Un saludo!

han mas solo que la una dijo...

QUE ENVIDIA!esto en cosas de frikis hubiera sido material poco recomendable...