AT Visions: Batman: Sonrisa Vertical

jueves, 28 de agosto de 2008

Batman: Sonrisa Vertical

Noche cerrada en Gotham City. Los equipos especiales de la policía se disponen a tomar el edificio del canal 11. En la calle se concentran los dispositivos de policía, bomberos, y ambulancias. Sus focos iluminan la calle más que la luz del sol. Barreras humanas de antidisturbios cortan el acceso al edificio y las zonas colindantes, y un helicóptero sobrevuela el terreno, controlando cualquier clase de tráfico aéreo. Ni una mosca podría salir o entrar en aquel circo de pulgas sin ser detectada.

Todos los hogares de Gotham se encuentran pendientes de la televisión. Podría decirse que “Gotham En El Punto De Mira” presentado por Ed Switcher, es líder de audiencia esa noche.

La cámara del programa de televisión enfoca el rostro del Joker mientras habla. Sonríe a la cámara como solo él sabe hacerlo, pero al mismo tiempo parece dirigirse hacia otra persona, hacia el presentador, (que no sale en el plano de la cámara, pero se supone sentado a su lado).

“… La vida es un conjunto de decisiones tomadas más o menos a tiempo, Ed. Yo, por ejemplo. Podría haber decidido venir o no venir a tu programa. Si no lo hubiese hecho me habría perdido un público tan estupendo…”

Se escuchan las risas del público en el plató. La cámara continua enfocando al payaso de traje morado, y flor amarilla en la solapa. No se mueve. De hecho se encuentra extrañamente inerte.

Los equipos de la policía tienen controlado ya la mitad del edificio. Ascensores, cámaras de seguridad, escaleras de emergencia. Se despliegan como un torrente de agua negra por los pasillos. A su lado se agolpan los cadáveres de los empleados del canal. Guardias de seguridad, secretarias, periodistas… Todos muertos con una grotesca sonrisa en los labios.

“… Lo que quiero decir es que en el arrepentimiento está la clave. El secreto para una vida plena es no arrepentirse por nada. ¿Y qué mejor manera de conseguirlo que haciendo aquello que se deseas en cada momento?...”

La luz roja sobre la puerta del plató informa que están en antena. El equipo de fuerzas especiales de la policía se distribuye fuera, apuntando con sus armas a la gigantesca puerta metálica.

“… Es decir, la felicidad es solo un estado mental que depende de nuestros actos, en tanto en cuanto esos actos nos afectan…”

“…Una persona que se arrepiente le da vueltas a la cabeza, y eso influye negativamente en su felicidad. Sin embargo una persona que hace lo que le place, sin arrepentirse, no piensa en ello, sino que disfruta. Y en última instancia, es feliz…”

El jefe del equipo de fuerzas especiales de la policía examina la puerta cuidadosamente. Se vuelve, mirando a sus hombres, y con una mirada ejecuta la orden: “Echen la puerta abajo”.

“… Y yo lo que quiero a fin de cuentas, querido público, es verlos a todos felices. Y a ti también Ed…”

La cámara deja de enfocar a Joker para realizar un plano del plató en su conjunto. Están todos “felizmente” muertos, incluido el presentador. Cámaras, realizador, público… todos presentan en sus rostros una aterradora mueca en forma de sonrisa, y los ojos fuera de sus órbitas.

El equipo especial de la policía, en el exterior, trata de echar la puerta abajo con un ariete sin demasiado éxito.

“… Pero sobre todo, Ed. Hay alguien especial a quien deseo ver muy feliz…”

Comienzan a aparecer los primeros abollones en la puerta.

“… Alguien muy importante para mí, sobre todo en estos últimos años... La persona en la que pienso cada mañana al despertar, y cada noche al irme a dormir…”

La puerta cae, y las fuerzas especiales de la policía cargan hacia el interior del plató, con las armas preparadas. Ante ellos se encuentran el espectáculo más sádico y desagradable que hayan contemplado.

“…Sí, Bats, viejo amigo. Ese eres tú. Sé que no puedes vivir sin mí. Que tu vida, sin gente como yo, carece de sentido...”

Todos muertos. Sentados en sus butacas, en la misma posición que estaban cuando se desencadenó el gas. Con aquellas sonrisas en sus labios, reflejando su sufrimiento mientras las carcajadas les arrancaban la vida.

“…Me necesitas… Me añoras… Soy la sonrisa que alimenta tus noches aburridas…Soy tu Buenos Días, América. El espíritu de todo aquello que eres y representas… ”

Abajo, en el plató, un maniquí a imagen y semejanza del Joker, con un magnetófono entre las manos, continúa su monólogo demagógico.

Y como colofón final, cargas explosivas suficientes para volar todo el edificio, recubriendo las paredes, y conectadas directamente a...

“…Dime, Bats… ¿No te hace feliz… que haya vuelto?”

Click.


Escrito por Atox

2 comentarios :

Eva Lance dijo...

bienvenido Doc!!!

Gracias por visitarme... y por darme tantos animos, eres el primero en felicitarme y espero que no el ultimo, aunque nunca se sabe, jeje..
Bueno te envio un besazo y a ver si nos vemos algun día.

Doc Banner dijo...

Bienvenida Eva!
No hay de que, los autores hemos de apoyarnos jejeje
Un saludo!